¡Inicia muy pronto “el recorrido jesuita”, un apasionante retiro en línea para jóvenes y adultos!


En ocasión de los 500 años de la conversión de San Ignacio de Loyola, jóvenes y adultos comienzan a “unirse al itinerario jesuita en 10 etapas”. ¡Un retiro en formato audiovisual para vivir la espiritualidad ignaciana!




10 llamativas etapas: ¡la primera con San Ignacio!


Un itinerario de 10 etapas, para adentrarse en la espiritualidad ignaciana. Cada etapa, propone hacer un alto en la vida y obra de 10 jesuitas. Fueron escogidos algunos fragmentos de sus obras para meditar y reflexionar con ellos. Así mismo, cada participante podrá recibir el Evangelio del día para “sentir y gustar” la presencia de Jesús.


Una de las particularidades de este itinerario: recibir 10 simpáticos e inspiradores videos así como las ilustraciones del jesuita Ignacio Flores que acompañan cada meditación. ¡Para descubrir!


¡Te invitamos a meditar, rezar y reflexionar en torno a la pasión que nos mueve: Jesús de Nazaret y la construcción del Reino de Dios! - Palabras del jesuita Álvaro Lobo- animador de este itinerario.


¡Un abrebocas del programa!


● El caballero que cambió su destino: San Ignacio de Loyola

● ¿El poder del mundo o el poder de Dios? San Francisco de Borja

● Un apóstol del siglo XX: San Alberto Hurtado

● "El esclavo de los esclavos": San Pedro Claver sj

● ¡Más que una vida de película! San Roque González de Santa Cruz sj

● ¡El aventurero de Dios! San Francisco de Javier sj

● El heraldo de Cristo Rey: Beato Miguel Agustín Pro sj

● ¡más que valor! San Juan de Brébeuf sj

● El “apóstol” de Brasil: San José de Anchieta sj

● El profeta del Siglo XXI: Pedro Arrupe sj


¿Por qué estos jesuitas?


Estos jesuitas nos demuestran cuántas cosas podemos hacer en la vida si dejamos que Jesús entre en ella. Es una manera también de celebrar el 500 aniversario de la Conversión de san Ignacio de Loyola sj y por tanto la llegada a la Iglesia de los Ejercicios Espirituales gracias a su honda experiencia de Dios.


Un poco de Historia: el 20 de mayo de 1521, el capitán Íñigo López de Loyola caía herido a manos de los franceses en la batalla de Pamplona. Tras una lenta y dolorosa recuperación decidió que cambiaría de Señor. Y es que ya no volvería a servir al rey de Castilla si no a Jesús de Nazaret, de nada le valdrían su armadura y su espada si quería amar y servir en el Reino de Dios.


Ahora, 500 años después, la Compañía de Jesús sigue buscando la voluntad de Dios a la manera de aquel valiente caballero, a través de la espiritualidad ignaciana. Y a la gesta de este vasco universal, se han sumado una larga saga de jesuitas -santos, beatos y la mayoría, como tú y cómo yo- que se han convertido en historias plenas de Evangelio y en ejemplos de vida en un mundo que necesita referente


Y concretamente, ¿cómo puedes participar?


Haciendo clic en el botón azul “me inscribo” aquí abajo.

En la página de Hozana, haciendo clic aquí.





Entradas relacionadas

Ver todo