Una pareja que inspira

— Comunicado de prensa, 20 de julio 2021 —


¡Una propuesta de oración

con una pareja que inspira!


El 26 de julio es la fiesta de Santa Ana y San Joaquín, una pareja cristiana que se convirtió en santa, ¡un verdadero ejemplo para las parejas y familias modernas!


¡9 reflexiones en audio!


La red social de oración Hozana junto con las hermanas de la caridad de Santa Ana han organizado 9 días de meditación en línea como preparación a la fiesta de Santa Ana y San Joaquín. Dentro de las particularidades de este itinerario está: una meditación guiada en audio animada por la hermana María Mercedes, quien propone a todos los participantes un espacio de reflexión sobre el tipo de relación que tienen con su familia. Igualmente, los participantes podrán confiar, en tiempo real, las intenciones de sus parejas y familias.


¿Qué sabemos sobre esta pareja?


De Santa Ana y San Joaquín, los Evangelios no dicen nada sobre ellos. Sin embargo, fue por medio de esta bendita pareja que María nació y dio a luz a Jesús el Cristo.


Los autores de los Evangelios apócrifos hacen de ellos una pareja discreta pero muy real, porque supieron acoger y despertar a María en la gracia tan especial que le correspondía y que ellos no conocían. Según la tradición, esta pareja es estéril. Ana promete consagrar al Señor el hijo que dé a luz. De acuerdo con el voto, Ana y Joaquín llevan a María al Templo. Ella tiene tres años y allí será educada.


El culto a Santa Ana ("la agraciada") aparece ya en el siglo VI en algunas liturgias orientales, y en el siglo VIII en las occidentales. Su culto está muy extendido antes de finales del siglo XIV. A menudo se representa a Santa Ana enseñando a su hija a leer la Biblia. Un icono ruso, imagen airosa del amor conyugal, los inmortaliza con el beso que se dio la pareja cuando supieron el nacimiento de María. Así participaron en el misterio de la Encarnación. En Bretaña, Francia, tras el descubrimiento de una estatua milagrosa la recibió como su "patrona". Así como los marineros.


San Joaquín ("Dios concede") es un hombre próspero y piadoso que da regularmente a los pobres y al Templo. Sin embargo, la pareja no tiene hijos y está angustiada por ello. Cuando Joaquín acude a una fiesta religiosa en Jerusalén, el sumo sacerdote se niega a darle su ofrenda, ya que su infertilidad es una señal de que está bajo la maldición de la Ley. Joaquín, cubierto de vergüenza, no se atreve a volver a casa y se retira al desierto. Allí decide ofrecer a Dios el cordero que había reservado para el sacrificio en el Templo. Pocos días después, un ángel se les apareció a Joaquín y Ana, prometiéndoles un hijo.


Y concretamente, ¿cómo participar?

Haciendo clic en el botón azul “me inscribo” aquí abajo.

En la página de Hozana, haciendo clic aquí.




244 vistas

Entradas relacionadas

Ver todo