La obediencia de un hombre justo

Las Sagradas Escrituras nos hablan poco o nada de San José, el padre adoptivo de Jesús, pero de ese poco nos recuerda grandes virtudes de este santo, nos habla San Mateo 1, 19, que era un hombre justo, en el momento de no querer acusar a María por adulterio y repudiarla en silencio.


Lo que más llama la atención de José es su obediencia a la voz de Dios, a pesar de esa circunstancia de sentirse engañado, pues la mujer que ama le ha dicho qué está en cinta, pero no de otro hombre, si no por obra del Espíritu Santo, algo imposible de creer, sin embargo, cuando el Ángel del Señor se le aparece en sueños y le revela la verdad (Mateo 1, 20 - 21), él sin vacilar atiende, asiente y acepta que es Voluntad de Dios, y obedece. En este caso le deja una misión, "le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de los pecados".


Más adelante encontramos en Mateo 2, 13 - 14, que el Ángel del Señor nuevamente se le aparece en sueños y le advierte del deseo de Herodes de buscar al niño y matarle, que debe huir con María y el niño a Egipto; en el versículo 14 José actúa, obedece, los toma consigo y huye a ese país. Aquí hay algo destacable, en la versículo 15 se menciona una profecía, que de no haber sido obediente José, no se hubiera cumplido, "de Egipto llamé a mi hijo".


Por último, en Mateo 2, 19 - 20, nuevamente el Ángel del Señor se aparece en sueños a José informándole que ya ha pasado el peligro, que los que querían muerto al niño, ya no viven, que debe volver a Israel, sin embargo, de nuevo es avisado en sueños (v. 22) que debe ir a Galilea, ya que el hijo de Herodes reinaba ahora, y José siendo obediente va a Nazaret, y allí por su obediencia se cumplió otra profecía, "será llamado Nazareno".


¿Qué nos puede dejar de enseñanza la obediencia de José a la voz de Dios?


Que la obediencia a Él siempre trae sus frutos, en los que encontramos misiones y profecías, bendiciones, al que obedece, Dios está con él, al que obedece, Dios le proteje, al que obedece, Dios le guía y le cuida, y le da por tesoro a María y al Niño.


Que en este año de San José, y en esta cercana fecha de su celebración, 19 de marzo, nos consagremos a San José, para que él, como padre adoptivo de Jesús, nos adopte también a nosotros, nos lleve al lado de Jesús y María, nos enseñe a escuchar y a obedecer, pero ante todo, que nos enseñe a actuar, después de escuchar la voz de Dios.


Conoce más sobre la consagración aquí: https://www.ecoevangelii.com/consagracion


#apologética #biblia #sanjosé #obediencia #consagracionASanJosé

1,904 vistas4 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo