• Escritor invitado

Conectando con Jesús

Actualizado: feb 10

Hola soy Vladimir Barahona, diseñador gráfico, creativo en Adoremus Guadalajara. Una de las cosas que me encantan y disfruto apasionadamente es compartir de Jesús y que más personas puedan conectarse con Él.


Esto es un poco de mi historia y el por qué hago lo que hago. Creo no tengo el testimonio más extraordinario que personas cuando lo escuchen digan ¡Wow!


Nací en un hogar donde la fe en Jesús fue el centro de nuestras vidas. Crecí como todo niño que nace en una familia cristiana, asistiendo a misa, siendo parte de las muchas actividades qué hay en una iglesia.

Hubo una temporada en mi pre-adolescencia en la que el fútbol era una motivación mayor que asistir un domingo a la iglesia, pero justo en esa temporada Dios empezó a llamar y me confió ser parte de un ministerio, me recuerdo sirviendo sólo porque me gustaba hacerlo y no tanto por el servicio a Dios, o no conscientemente.


Pasaron un par de retiros, pascuas juveniles donde asistí y estoy seguro que el Señor iba regando la semilla de lo que un día sería mi llamado hasta llegar el verano del 2010. Asistí a un verano juvenil realizado por Los misioneros de Cristo resucitado y en el segundo día en una exposición del santísimo estábamos todos orando y sentí tan fuerte a Dios hablando a mi vida diciéndome te quiero todo, que me sirvas y que sea el número uno en tu vida y me cambió los sueños y empecé a soñar sueños del reino y para el reino. Literalmente no fueron esas palabras pero hoy que recuerdo ese momento y lo que sentía puedo entender que eso me estaba pidiendo, algo que amo es adorar a Dios a través de la música, para mí es algo esencial para conectarme con Él, y el Señor puso fuertemente en mí el pertenecer a un lugar así, aún no sabía de un lugar donde la música fuera algo importante en sus reuniones pero en mi corazón estaba que habría un lugar así o tenía que trabajar para que existiera. 


Seguí sirviendo en diferentes áreas y ministerios a lo largo de esos años hasta que llegó el momento de ir a la universidad y decidí Guadalajara como una buena ciudad para estudiar, me mudé, llegué a un lugar desconocido donde no sabía de grupos, ministerios o comunidades donde poder reunirme, hacer comunidad y seguir creciendo. Poco más de un año y medio vi una publicidad en Facebook acerca de audiciones para formar parte de una worship band y el concepto se me hizo así de “ese lugar es como el que Dios puso en mi corazón” audicioné, no quedé dentro de los seleccionados pero yo veía un lugar para mí en ese comunidad, pregunté acerca de sus reuniones me dijeron que me esperaban y asistí un viernes antes de semana santa y cuando llegué el lugar tenía luces, la decoración del lugar era muy diferente a lo que estaba acostumbrado pero era lo que buscaba, música sonaba de fondo y fue tipo una asamblea y me sentí tan identificado que quise volver y ser parte.


Asistí a sus reuniones, después de un par de reuniones en pláticas salió que era diseñador, justo antes de que yo llegará oraban por un diseñador y eso fue como la confirmación de: este es el lugar al que Dios me está llamando. Me conecté desde ese día y desde entonces hago comunidad. Soy parte del team creativo de Adoremus Guadalajara. He encontrado un lugar en el cual desarrollar mis talentos y ponerlos al servicio, para que otros puedan conocer y conectar con Jesús, un lugar en el que Dios ha transformado la forma de ver y amar a personas pero sobretodo de verlo a Él no sólo como Dios sino como amigo, padre y compañero.


Una de las cosas que hago para mantener y crecer en amor y relación con Él es leer, escuchar predicaciones, escuchar otras voces que comparten de Dios no solo en mi círculo sino fuera de él, escuchar podcasts de personas que tienen más recorrido y experiencia con Dios, dedicarle todos los días un tiempo de intimidad con Él y de leer su Palabra, asistir a misa y hacer comunidad esas tres últimas creo son las indispensables en mi vida para mantener fiel a su llamado pero sobre todo disfrutando de su amor y gracia abundante cada día.


#testimonio #vida #testigosapasionados

México

Todos los derechos reservados © 2020 Eco evangelii